Páginas vistas en total

miércoles, 7 de octubre de 2015

SANTO ROSARIO CON SAN JUAN XXIII. SEGUNDO MISTERIO GLORIOSO. LA ASCENSIÓN DEL SEÑOR AL CIELO



      En este cuadro contemplamos la consumación de las promesas de Jesús. Es su respuesta a nuestro anhelo del cielo; y el retorno definitivo al padre, de quien procede y vino al mundo, es seguridad para todos nosotros a quienes ha prometido un puesto allá arriba: «Voy a prepararles un lugar» (Jn 14,2).

    Este misterio se ofrece ante todo como una luz y advertencia para las almas de acuerdo con la vocación de cada uno. Está bosquejado el movimiento espiritual que lleva a la santificación, el anhelo de continuas ascensiones que preparan el alma a la medida de la edad plena de Cristo (Ef 4,13); en tal esfuerzo de perfección están comprendidos los sacerdotes, los religiosos y las religiosas, misioneros y misioneras, seglares distinguidísimos, almas que quieren ser buen perfume de Cristo (2 Cor 2,15) y viven ya en una transmisión de vida celestial.

    La enseñanza de esta decena es una exhortación a no dejarse distraer por aquello que apesadumbra, sino a abandonarse a la voluntad del Señor, que nos conduce a lo alto…

     Texto.- San Juan XXIII. Pequeño Ensayo de devotos pensamientos de los Misterios del Rosario
como complemento a la Carta Apostólica: "Il Religioso Convengo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario