Páginas vistas en total

lunes, 26 de octubre de 2015

NACIMIENTO DE LA VIRGEN MARÍA DE PEDRO DE BERRUGUETE


Imagen.- El Nacimiento de la Virgen María.
Autor.- Pedro Berruguete.
Fecha.- 1485 - 1490
Técnica.- Temple sobre Tabla.
Lugar donde se encuentra.- Abadía del Monasterio de Monserrat de Barcelona (España)

      No sabemos para que lugar fue pintada, ni quien pudo encargar esta Tabla que pintara Berruguete en el siglo XVI. Su historia "oficial" comienza en el año 1.925. cuando es puesta en subasta en American Art Galleries de Nueva York, habiendo sido propiedad de Raimundo Ruíz, un anticuario madrileño. Pero la tabla en aquella ocasión no se vende, volviendo a su propietario. Este, al no poder vender esta tabla, decide exponerlas en el Pabellon de Arte Hispánico de la Exposción Universal de Barcelona del año 1.928. Infomado el Abad del Monasterio de Monserrat de la existencia de esta importante obra y la intención de su propietario de ser vendida, reclamó de los bienhechores del Monasterio y de sus amigos personales una ayuda económica para hacerse con tan preciado cuadro. En el año 1.948, el monasterio de Monserrat adquiere este Cuadro, que pasa a la clausura, quedando, a partir del año 1.962 expuesta en el Museo del mismo.

     El cuadro representa el momento en el que una criada, después de lavar el cuerpo de la Niña recién nacida, lo va a poner en brazos de su madre, aún compareciente en el lecho. Ana, la madre, recien parida; aparece desnuda, cubierta por la ropa de la cama, donde descansa, con los brazos extendiddos esperando a su hija, cubriendo su cabeza con una blanca. Destaca la cama, un mueble del siglo XVI, ricamente vestida, con una colcha verda y un dorsel, del mismo color, adornado con brocados dorados, como serían los de la clase alta de la época del pintor, anacronismo, que pretender acercar la escena más al creyente que reflejar la realidad del momento del nacimiento de la Santísima Virgen María, en un hogar de la Palestina del siglo I de nuestra Era. Como ocurre con las telas que adornan la cama donde descansa Santa Anta, podríamo decir de los vestidos de las mujeres que aparecen en la escena, que siguen la moda del siglo XVI castellana, muy alejada de la que vestirían las mujeres en el momento del nacimiento de la Virgen María. 

      Junto a la cama, aparece una doncella, vestida de rojo, de pie, portando en sus manos, sobre una tela o sabana blanca, el cuerpo desnudo de la pequeña recien nacida. Junto a la cama, otra doncella, vestida de la misma forma que la anterior postrada ante un brasero o un fuego, calienta la estancia. Pero sin duda de este grupo de damas, llama la atención, la que Berruguete ha puesto delante de la cama, cuyo vestido destaca sobre el de resto de las damas de la estancia. Un vestido de rico damasco, con un recipiente, muy pequeño en una mano, que para algunos estudiosos del arte, lo que ha querido reflejar el autor en este personaje es una vieja tradicción castellana: una vez que la embarazada daba a luz, una mujer, una amiga, o un familiar femenino, siempre, traía un caldo de gallina, para comenzar la recuperación de la madre. Para otros autores esta mujer, ricamente vestida, es familiar, del donante de la obra. 

       Al fondo de la estancia se abre una puerta donde cuatro mujeres hablan de lo que está ocurriendo en el interior de la estancia, bajo un portico, que deja ver en el fondo un edificio, lo que da profundidad al cuadro que estamos contemplando. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario